Tuesday, September 30, 2008

Louise y mis objetos de deseo

¡Ya tengo una buena excusa para seguir coleccionando y adorando los objetos que me rodean!

El domingo fui con mi amigo Mariano Ros al Museo Guggenheim --y pude ver la exposición retrospectiva de la obra de Louise Bourgeois. Y fue una maravillosa revelación.
Era el último día del show --y la verdad es que como realmente no tenía idea quién era la artista (aunque considero que conozco bastante de arte) no había puesto mucho interés en ir a verla. Pero los entusiastas comentarios de Mariano me empujaron a pasar un domingo 'exquisito', el que comenzó almorzando én el Café Sabarsky en el Neue Gallery de arte austríaco en la Quinta Avenida y la calle 86 --y caminando después al Guggenheim --y enfrentarme con la obra de Louise Bourgeois. (Por cierto, en el Neue está el cuadro del retrato de Adele Bloch-Bauer de Klimt que el año pasdo se vendió por 135 millones de dólares)

Y para empezar, el Café Sabarsky -especialmente con un día de sol y el Parque Central de New Yoek del otro lado de la ventana- es un pedacito de Viena a comienzos del siglo XX con un ambiente delicioso, civilizado, muebles (¡y hasta telas!) con estampados estilo 'Secession', todo muy elegante, maderas caoba con bandejas de plata, una luz dorada, la fragancia intoxicante del café vienés con la crema batida y los 'sacher torte' del más puro chocolate...¡Un encanto que debe ser congelado en el tiempo y la memoria! Y una comida alemana-austríaca de salchichas con mostaza dulce, y goulash y ensalada de patatas --¡divina!

Fue el comienzo ideal para lo que seria un día de sibaritismos físicos y espirituales. Algo como solo se disfruta en Europa ---y en New York.

Tres calles más arriba en la Quinta Avenida -despues del almuerzo encantador- nos esperaba Louise ¡y mi encuentro con ella no pude ser más increíble! La arquitectura del museo, con sus rampas ascendentes y descendentes, que nos muestran una a una las obras a un ritmo perfecto, es la perfecta para ir conociendo su obra, especialmente su colección de ´celdas´ donde los objetos de su obsesión -¡incluyendo ropa y antiguas de botellas de perfume!- me fascinaron. Un arte introspectivo, muy personal, muy nostálgico, pero para mi una visión muy clara de la vida.

Sesenta años -Louise tiene 96 y vive y trabaja en New York- de una obra que incluye pintura, escultura y las instalaciones más originales y profundas que he visto. Momentos y visiones que me produjeron deseos de correr a mi casa y comenzar a hacer mis propias instalaciones, colocando las botellas de perfume 'antiques' que colecciono hace tantos años sobre espejos o platos, o dentro de cajas de madera, o de pajareras antiguas, como una vez le vi hacer a Jesse Fernández cuando hacía sus cajas a lo Cornell.
¡No sé! Fue una revolución lo que ocurrió en mi espíritu, como solo ocurre ante la presencia del arte más puro, que de verdad nos toca y se cuela en nosotros. No ese arte estúpido que a veces miramos -¡y hasta celebramos!- y no causa la menor emoción. Esto es fuerte, fuerte...¡maravilloso!

Solo puedo decirles que Louise me inspiró como si de pronto viviera en mí una 'clone' suya. Y comprendí que estaba ante la obra de una artista genial. en que lo fragil va mano a mano con lo duro. Lo espiritual y efímero con lo tangible. ¡Qué pena que fui a ver su exposición el último día y ahora no puedo recomendarla a mis amigos! Pero al menos les insto a que conozcan más de esta francesa fuerte, quien sigue teniendo una voz fuerte y clara, en todos los sentidos.

Saturday, September 27, 2008

New York in the 60's: First encounter with my city

When we left Cuba I was sort of 'engaged' to a nice young man I hardly knew and who definitely did not know me. Imagine being engaged at 17! One more crazy thing developed during the Revolutionary years, but that was my 'status'. So when we finally left behind our long stay in Mexico, we travelled to Miami on a Greyhound bus, where after 2 weeks we made arrangements to travel to New York City -on a train- where my 'wedding' would take place.

We sat all the way to New York. It was depressing and -once again -I started feeling very sad and frightened. We sat for over twenty four hours on a stiff train chair, surrounded by the packages and bundles we were carrying. No roast-chicken this time though! Just a tremendous uncertainty about our future.

My ‘fiancée’ B would be waiting for us at Penn Station. Even the thought of it was so weird...Was I in love with him?...Did I really want to marry him or anyone else for that matter?..The whole idea of being ‘engaged’ and the two years of romantic correspondence seemed fine in the bleak Havana days. It had given me hope then. It had represented ‘a future’, ‘a goal’ to look forward to after our departure. But now I felt trapped every time the thought of marriage crossed my mind. And just the thought of telling Mami how I really felt about the whole thing was frightening too.

I felt responsible for the predicament we were all in, and the fact that we were traveling under the Hudson River, through a tunnel, minutes away from my destiny!

The moment I saw B again my worst fears were confirmed. In just a few seconds of ackward conversation I knew I did not love him, nor wanted to marry him. It was a terrible realization, which became much worse when he made us walk -with all our stuff, including the huge wedding dress box we had brough with us - to a fleebag-style small hotel a couple of blocks from the station, where he had ‘reserved’ a room for us to live in!

The place still stands and everytime I drive by it I shudder because then -as it is now- was a hotel for prostitutes and derelicts. My mother was both dismayed and mad when she saw the hovel B had ‘booked’ for us. “How in the world did it ever occur to you that we could stay here ?”-she asked him

“It was the cheapest place I could find”-he said sheepishly- “Since you dont have any money...”

“We are leaving this place right now!”- Mami said forcefully -”We will call the Hotel San Rafael and stay there, even if we spend all the little money we have. We cannot stay in this hellhole full of delinquents!”

We left the hotel -and once again I loved my mother’s resolute strenght and brave behaviour. She always made us feel so protected. The typical Cuban mother. The Spanish mother that García Lorca wrote about! I still cannot figure out how -and where from- she got her strength and straightforwardness in life. A gorgeous woman, with the most beautiful smile and enthusiasm for life, she could become the Rock of Gibraltar when needed -- and always defended her family like a lioness. After leaving in Cuba everything she had ever worked for, I never heard her complain or whine about it, and to the last day of her 93 years she was still beautiful, witty...and very feisty!

A few minutes later, we rented a room in the residential Hotel San Rafael on 45th St between 5th and 6th Avenues, where many Cubans families lived at the time, including an old friend of my mother’s family- Guillermo Martínez Márquez, a very distinguished journalist who had been President of the Interamerican Press Society-. It cost us $80 for one week- which made quite a ‘dent in our fortune’ (since by this time we only had about $350) but the room had a huge window facing 45 St and was large, very clean and comfortable.

I remember going to sleep as soon as we got there. It was a deep and lethargic sleep that in the following days would become my constant way of escaping from everything. The moment had arrived to start a new life. To look for a job. Start working. Being a woman of courage! But New York loomed so menacing. So huge and ugly in the opressive Summer heat. I felt exhausted and drained of any emotion. And very overwhelmed by the thought of the approaching marriage (B and his parents had been very kind to the three of us and we had visited their home in Jackson Heights, in the suburb of Queens, where they had looked for a small ‘attic’ for us to live in after ‘the wedding’) . And everyday -while my mother and brother went out to look for work- I stayed at the hotel sleeping for hours and hours, whole days at the time, not even answering the phone. When they came back, late in the afternoon, Mami and Leon thought I had also gone out to look for a job. I even lied to them and invented places and people I had met in my search!

After 5 or 6 days of this, Mami would take no more nonsense from me and confronted Sleeping Beauty!...What was going on?.. . I had never liked to sleep during the day ( to this day I get up at 7am) so my behaviour was very strange. I had to get up and go out to look for a job!....She really jolted me out of my fear!. And poor B also came to my rescue with a job offer from Bloomingdale’s. Through friends he had found me the job and even took me to the store to fill out the aplication. A few days latter I had started my first job: as a salesgirl at the “Better Blouses Dept”.

But the following weekend something happened that changed my life. One of those ‘coincidences’ that are not.

It was Sunday night -and the three of us were coming back to Manhattan in the subway -we had spent the day at B’s parents, where I had felt terrible, since by this time I almost “hated” him and his childish sense of humor- when suddenly the door of our subway car opens in a Forest Hills stop ---and into the train walks Rolo Sainz de la Peña, one of my childhood neighbors in Cuba, the boy I had grown next to since I was 3, and the young man who had been my ‘first love’ from the time I had been 7 years old! Together with his older sister Heldy - whom I had worshipped as a child-- and his parents Helda and Saínz, they constituted for me “the perfect family” I had always longed to be part of.

Of all the people in the world who could have stepped into that specific train car, at that time, that day, at that very moment, on a hot Sunday night --finding Rolo was definitely God’s answer to my dilemma And this providential encounter was absolutely wonderful!...We had not seen him in 5 years, since they had left Cuba, and although Mami had their phone number in New York, she had not found time to call them yet.

Rolo was as happy to see us as we were to see him! It felt so wonderful to see such a familiar face in New York. We exchanged phone numbers before he got off the train and the next day he called me at Bloomingdale’s and we had lunch at a nearby Irish restaurant called “Moriarty’s”, where -for the first time since I had left Cuba- I felt like ‘a normal young woman on a date’. He was working as an executive for McAnn Erickson Advertising, was dressed like a prince and seemed so suave and sophisticated that again- over corned beef and boiled potatoes- I felt madly in love with him!

His enthusiasm and evident good fortune were infectous. He lifted the veil of sadness that I had been wearing and immediately started planning the things ‘we’ were going to do together, the way we would show me New York, etc, etc. I had to tell him about my engagement and the wedding and his spontaneous words brought me back to life:

“You cannot marry that man!...You cannot marry at all!”-he blurted out -”Are you crazy?...You dont know that guy and is evident you dont love him”

Rolo’s words was all I needed to unload my worries and it was a big relieve to tell him all: The truth about my feelings about B and marriage. My fears. And also the thousands of dreams I had bottled up inside; and how terrified I was they would never take place. He assured me everything would be allright and when he held my hand and caressed it -while playing footsie under the table, as we used to do when I was 13- it felt sensual and
absolutely wonderful!

That same day after work, I stopped in St. Patrick’s Cathedral as I walked back to the hotel and prayed in one of the small chapels to the old statue of St. Anthony of Padua (later on changed for an ugly modern one –before they put the old one back !) to give me strenght to tell my mother that I was not going to marry at all. And to tell poor sweet B that our engagement was over!
He did!

I broke up with B over the phone.

I could not face him in person because he had been a real gentleman -and a very nice person to all of us- and I felt really rotten and frivolous about the whole thing. A few days later he showed up in Bloomingdale’s with a huge shopping bag filled with hundreds of my ‘love letters’ and all our pictures together ‘mutilated’, since he had cut himself out of them! It felt really bad.

Mami took my news as if she expected them and I was very relieved by her reaction. She had found a job wrapping Christmas merchandise at the factory of “Myrurgia Perfumes” and was very busy earning enough so we could stay at the hotel. Leon was selling Good Humour Ice Cream in the Coney Island boardwalk together with his childhood friend Camilo Vila, so things were much better for us. As I ‘disengaged’ myself, a huge weight was lifted from my shoulders and suddenly New York seemed different --even romantic!

Rolo had kept his promises and we were going out everyday. He took me to the Village, to the Metropolitan Museum, to the ‘flea markets’ I loved, to the top of the Empire State Building, and one special day he showed up for a date with a gift: an exquisite silk scarf by a then young designer called Yves Saint Laurent.

In a matter of days my life had changed 100% and the tears were gone.

But the best date we ever had was dinner at a very plush Cuban supper-club called “Liborio” --and afterwards seeing the Broadway play “Tovarich” with Vivien Leigh and Jean-Pierre Aumont. It was a magical evening and I remember feeling so exhilarated after the play was over -and Rolo and I hummed all the tunes on the way back to the hotel- that I felt like a movie heroine. Like Jane Powell or Doris Day singing and dancing through the streets of New York!

The joy of this evening was pivotal in my life. It revealed what I wanted my life to be and how happy I wanted it to be. ‘Goodbye sadness’! Go to Hell Fidel Castro!- I thought- I am going to be the person I always was, the woman I always dreamed of being. I was 18. Rolo was 23. I was a dreamer. He was a dreamer and a doer. He would help me to reach them all .

Our friendship of many years -and our relationship in general- had always been very subjective, very ‘spiritual’ and regardless of our mutual physical attraction, nothing more happened between us that night, or the others that came afterwards. Sex was a ‘no-no’. In that respect we were still ‘in the Cuban mode’, where girls lived at home -and were virgins- until the day they married. Even though we were in New York we were still ‘at home’ when it came to sex and many other customs. We were more respectful of the things we were taught. And much more romantic and sensual, than plain sexual.

But this new state of Nirvana did not last. One day in late summer my mother burst the ‘bubble’: “We are all going back to Miami”- she said and before I could even utter a word, she continued- “We dont have any relatives here, I am told public schools for Leon are very bad and dangerous in Manhattan, Winter is coming soon and since you are not going to get married...There is no reason for us to stay here one more day”

“Mami...but Rolo and I are dating and he says that he...”

“Your volatile love life at age 18 is not going to determine this family’s destiny anymore”- she interjected- “And there is nothing more to say”

I was going to protest but I understood what she said and -strangely- somehow I wanted to go back to more ‘familiar territory’. Rolo was talking of a posible engagement and the word marriage had been mentioned once. I was definitely not ready for any kind of commitment, although I loved his company and we had very happy times together. I also felt that I ‘owed’ my mother and brother ---and they should not ‘pay’ for my sentimental mistakes anymore. Mami was truly worried about my brother finishing High School and the public schools that were assigned to our neighborhood -the infamous Hell’s Kitchen area schools featured in “West Side Story”- were really awful and infested with drugs and all kinds of hoodlums. So, once again -and still homeless- we packed our stuff and in early September we boarded -another Greyhound Bus- to the city of Miami.

In the months since our departure from Cuba we had lived in 5 cities (Cuernavaca, Mexico City, Miami, New York and back to Miami) and we felt like roaming gypsies. But somehow this time I felt much happier. Rolo promised to write, call and visit me for Christmas. And when we arrived back at my aunt Tafela’s home we had about $400 and our Social Security Cards. New York had been profitable in many respects!
Of course, a few months after I arrived in Miami my fickle heart acted up again. And it was then that E, the elusive and amazing green eyed soldier, arrived in my life.

Wednesday, September 24, 2008

De regreso

Estuve 2 semanas en Miami -¡de nuevo! Pero ya estoy muy feliz de estar en mi ciudad, en mi apartamento y en mi cama...¡Qué maravilla es volver a casa!
Y regreso a New York en medio de la crisis económica que estamos pasando en EEUU --y realmente muy preocupada, porque todos estos problemas me parecen inconcebibles que hayan aparecido -¡de pronto!- como una bomba atómica que nos han lanzado. Un Pearl Harbor financiero.

Se hablaba de una Economía que no iba muy bien, de problemas de las hipotecas ---pero nadie había mencionado que todo estaba a punto de explotar e instituciones 'venerables' como Lehman se iban a declarar en bancarrota ---¡de un día para otro!
¿Qué estaban haciendo nuestros gobernantes, los ministros, los economistas, los miembros del Senado, la Cámara y todos sus comités de finanzas y de banca, etc, etc. --¡integrados por ambos partidos!- cuando esto estaba sucediendo en secreto? ¿Es que nadie se enteró?

No entiendo cómo se ha podido mantener callado el verdadero estado caótico de las cosas. ¡Qué irresponsabilidad y qué estupidez! No puedo creerlo. Es como si mi concepto de lo que son los EEUU se me estuviera desbaratando delante de mis propios ojos, como una casa de naipes. ¿O es que los hombres que nos dirigen son el colmo de la incompetencia politica y económica?

Bueno, nada...que hay que rezar para ganarse la Lotto...y que de paso los gobernantes se den cuenta de que estamos en un momento muy dificil y hay que ponerse las pilas....y a la vez ser decentes y luchar por el país ---y no por un partido político.

Aparte de esto, estando en Miami llegó mi hermano León (Ichaso) de Los Angeles e hizo un 'screening' de un primer corte ('rough cut') de su nueva película independiente llamada Paraíso, que me parece va a ser preciosa y muy impactante. Fue un screening solo a la familia, a los actores y gente muy cercana ---y me alegro haberla visto en una pantalla grande, de cine, lo que se llama un ´work in progress' que está quedando muy bien. Es una de esas películas que cuando nos vamos del cine y llegamos a la casa ¡nos hacen pensar! Films que nos 'persiguen', y pensamos de nuevo en las escenas y las imagenes...Y creo que una pelicula buena tiene esa característica: que nos lleva a ella de nuevo, una y otra vez.

Mi hija Mari-Claudia tambien fue protagonista de esta visita a Miami como parte de un panel en la Universidad de Miami sobre el Expolio del Patrimonio Cubano y el robo de sus obras de arte a lo largo de 50 años. Me siento muy orgullosa de ella y de su labor en la firma de leyes Herrick Feinstein en New York, donde es abogado experta en arte, consultora de museos y en recuperación de arte robado, ya sea durante el Holocausto, como por guerras o simples robos. Es una parte de la ley absolutamente fascinante. Y me alegra que mi hija -la cubanita por excelencia, nacida y criada en el corazón de Manhattan y los campos bucólicos de su universidad de Williams en Nueva Inglaterra- haga una labor tan linda.

Friday, September 5, 2008

Semi-desnuda a los 4 años

Recuerdo una fiesta infantil en el Vedado por el cumpleaños de una amiguita –de la que existe como prueba una foto- a la que mami me envió vestida con una falda de lana, con tirantes bordados, que me habían traído de México. Pero lo que todavía me llena de asombro y de infinita vergüenza es que -¡nunca me ha podido explicar por qué razón lo hizo!- no me puso una blusa con la falda, como era necesario, porque se trataba de una saya normal, hasta la cintura, agarrada de los hombros con dos tirantes --¡y yo llevé el torso desnudo, cubriéndome los tirantes el pecho, como si fuera una Playboy ‘centerfold’ de 4 años!

Recuerdo haber protestado que no quería ir a la fiesta -¡sin blusa! -pero mami me dijo con mucha firmeza que el vestido “era así”. ¡Me parece estar oyéndola cuando me lo dijo muy convencida! Quizás ella pensaba que las mexicanas se vestían así de ligeritas de ropa, y como yo era una niña y no tenía senos, pues no tenía importancia --¡no sé!...

Pero recuerdo vívidamente la espantosa pena que sentí, la forma horrorizada como me miraban las otras niñas al verme semi-desnuda, igual que sus mamás y -peor aún- ¡como me miraban sus manejadoras, las que comentaban y cuchicheaban entre ellas! Me pasé la fiesta con la espalda y el pecho medios encorvados ¡tratando de que nadie me viera!

Y ahí está foto del delito: yo en la fiesta, sentada en unas escaleras, posando para la cámara con dos lazos en el pelo, el pecho desnudo, tratando de que los tirantes me cubrieran ‘los senos’ --y rodeada de niñas vestidas de pies a cabeza.

El Doctor Pastor Rodríguez

Me siento muy contenta de poder hacerle un pequeño homenaje en este blog al Dr. Pastor Rodríguez, el médico cubano que tanto quería mi madre --quien la cuidó aquí en New York por más de 20 años --y en el que confió 100% hasta el último día de su vida.

Para nosotros el doctor Rodríguez siempre ha sido un verdadero 'salvador' de la familia, a todas horas dispuesto a ayudar -¡yendo a visitar a mami a su casa y abriendo su oficina solo para ella cuando había una crisis!- igual que levantándole el ánimo y dándole 'seguridad' sin alarmarla, sin decirle nada desagradable y evitando que mi madre se preocupara.
Para mami, a quien el doctor trató y cuidó hasta su muerte mientras dormia, el 17 de Diciembre del 2007 a los 93 años- y para nosotros en la familia es el doctor ideal, como los que existian en el pasado, el médico de familia que consulta sin apuros, que sabe dar un diagnostico de tan solo ver a una persona, muy decente, muy correcto --¿por qué no hay más como él? El médico amigo que entendía el miedo a la muerte y las ansiedades de mi mamá --y la hacia reír con su ingenioso sentido del humor, hablándole de Cuba, de Literatura, de Paco Ichaso, el hermano mayor de mami, que él tanto admiraba, de la poesía de mi papá, de la vida...Lo que hizo el Dr. Rodríguez por mi mamá fueron actos de verdadera bondad y absoluto profesionalismo que ningún médico americano y 'moderno' hubiera hecho.

Cuando mami visitaba "a Rodríguez" -siempre elegantísimo, vestido con trajes impecables y corbata, un "hombre Colonia Guerlain", como lo describió mi amigo Tomás Milián cuando lo conoció en una ocasión- me daba cuenta que mami salía de la consulta tranquila, con el paso más rápido y evidentemente 'curada'. Dentro de la consulta - yo a veces entraba con ella y nos sentábamos frente al buró del doctor que siempre comenzaba con alguna anécdota o algún cuento de su juventud en Palma Soriano- notaba que mami parecía la mujer joven y activa de años atrás, con la voz fuerte, una actitud llena de vida --riéndose con una risa alegre y genuina de los chistes del doctor y participando en una conversación adulta y generalmente muy patriótica en que Cuba y el pasado era un tema primordial. ¡Qué tranquila la hacía sentir el doctor y ella salía de allí con la ansiedad y los nervios calmados --y enseguida me pedía que la llevara a almorzar algo, o a merendar, en la cafeteria Viand de la calle Broadway, cercana a la oficina del doctor!
Aquellas visitas semanales, con León, conmigo, o con Mariano Ros, eran más bien 'siquiátricas' aunque el doctor no es siquiatra, pero lo digo porque siendo cubano, y habiendo conocido lo que era la Cuba de mi madre, el Dr. Rodríguez sabía que los recuerdos, la amabilidad y la sensibilidad con el paciente, es probablemente la mejor forma de practicar la Medicina. Y con mami aquello surtió efecto por muchos años.

La mañana que mami murió durmiendo a las 3am, vino la policía como debe hacerse en New York --y me pidieron que llamara al médico de mi madre para certificar su defunción. Les dije que no podía despertarlo a esa hora, porque el doctor también era una persona mayor. Por lo que todos sentados junto al cadáver de mami que estaba todavía en su cama --los policías y la familia esperamos hasta las 6am ---y cuando llamé al doctor y le dí la noticia oí brevemente un sollozo, del que enseguida se recuperó con la corrección tan típica de él --- y le pasé el teléfono al policía.

El doctor Rodríguez se retiró a los 7 meses de fallecida mi mamá. Ella -y creo que otra señora más- eran sus dos pacientes más queridas y más 'viejitas'. Y él nunca las hubiera abandonado. Mami siempre le decia "Doctor, usted no puede retirarse y dejarme sola..¿A quién voy a ver si usted no está?" -y él nunca le falló, y la atendió y habló con ella por teléfono hasta el último día.
Mi madre se preocupaba mucho si lo llamaba y él no salía al teléfono "¿Le habrá pasado algo a Rodríguez?"- nos decía, lo que daba muchos celos a mi papá (¡qué dinámica más simpática la de estos celos tardíos!) --quien siempre comentaba "Fíjate qué elegante se pone tu madre cuando va a la consulta del Dr. Rodríguez".
¡Era muy divertido y más aún cuando papi estaba en el hospital y el doctor muy amablemente, para tranquilizar a mami y asesorarse de cómo estaba papi, lo fue a ver! Recuerdo que papi no lo reconoció cuando entró en la habitacíón --y le preguntó: "¿Quién es usted?" -- A lo que el doctor le respondió...."Soy el Dr.Rodríguez....el de Antonia". Todos nos reímos después de aquella contestación tan graciosa. "¿El de Antonia?"- nos comentó después papi bromeando- "¡Mira que decirme eso!"....Una anécdota muy simpática, que a mami hacía reír mucho cuando la recordábamos.
Fue una bendición que mi madre viviera 93 años y 4 meses exactos llenos de inteligencia, de ingenio y rodeada del amor de su familia. Gracias a los cuidados del Dr. Rodríguez, y la bendición de Dios, nunca tuvo una enfermedad catastrófica, nunca perdió la mente, nunca perdió su sentido del humor, nunca perdió su rebeldía vasca/cubana -- y al final un inesperado edema pulmonar se la llevó en el sueño.

Su mayor sufrimiento fue siempre Cuba --y las ignominias ocurridas a lo largo de 50 años. También la muerte de mi padre y de sus hermanos. Y sus grandes amores fue toda su familia, la cercana y la extendida, por la que siempre rezaba, encendía velas y se preocupaba quizás demasiado. Y su gran amigo lo fue el Dr. Pastor Rodríguez a quien todos queremos mucho --y aquí damos infinitas gracias.
Nota: La foto que ilustra este post la saqué con mi teléfono celular cuando visitamos al doctor pocas semanas antes del fallecimiento de mami. Ella se acababa de estrenar ese 'snow jacket' blanco que yo le había regalado, y como siempre. aunque se sintiera un poco mal ¡no podía salir a la calle si no estaba perfectamente arreglada y luciendo preciosa!

Thursday, September 4, 2008

Algo tan tonto como el mareo

¿Alguno de Uds. se marea cuando viaja en carro, o da un paseo en barco?....Bueno, yo hasta me mareo en una piscina cuando alguien se tira en ella y se forman olas. ¡Un verdadero desastre!

Desde muy pequeña sufro de lo que en inglés se llama 'motion sickness'- o mareos causados por los movimientos, ya sea de un barco, un avión, un auto, etc., etc.- y es realmente espantoso, que con el paso de los años se acentúa y se pone peor. Una sensación tan debilitante y desagradable que puede causar grandes estragos en nuestra existencia. ¡Es como si se nos 'fuera' la vida! Y nada nos importa. Nada. Nada....
Es que el mareo -incluso el más ligerito- nos quita el deseo hasta de lo más maravilloso. ¿Pensar en amor o pasión cuando estamos mareadas? ¡Qué horror! ¿Pensar en una cena maravillosa o una copa de champaña helada cuando la vida se nos vá por un huequito?...¡Qué locura! Si Napoleón hubiera sufrido de mareos la Historia se hubiera escrito de otra forma. Estoy segura. Y es algo que nos deprime un poco, porque demuestra que -no importa lo que nos empeñemos en hacer, qué planes hacemos, o cuán duro trabajemos por algo --algo tan sencillo como un idiota mareo -que se supone sea un malfuncionamente de algo en el oído- puede dejarnos sin energía en solo segundos --y cambiar los parámetros de nuestra cotidianiadad.

De niña, nada de jugar a la 'rueda-rueda'. Nada de hacer ejercicios en círculos o bailar el vals que tanto me gusta. Igual que no podía ir al colegio en la guagua del mismo --¡porque me mareaba!...Y como tenía de depender que me llevara mi papá en el carro -y él nunca se quería levantar tan temprano- llegaba tarde todas las mañanas y aquello me hacía sufrir, hasta que el papá de mi amiga Lilliam Donnell se apiadó de mí y me llevaban al colegio en su carro. Después me mareaba cada vez que salía a pescar con mis primos y mi hermano en el yate de mi tío Gustavo --¡y solo bastaba el olor de la gasolina del barco con el del agua de mar para lanzarme al mayor malestar! Y mi tío Gustavo se indignaba, y sin entender para nada mi sufrimiento infantil, preguntaba qué hacía aquella niña que no pescaba y estaba tirada como un (pequeño) fardo desmadejado en un rincón de la cubierta.

Por supuesto, me mareaba en los carruseles de los parques de diversiones, y también en la estrella -¡y en aquel aparato llamado El Pulpo! -aunque, extrañamente, no me mareaba en la Montaña Rusa. Me marea (hasta el día de hoy, de lo que se burla mi hermano León porque no sabe lo que sufrir esa tortura) el sentarme en la parte de atrás de un carro -y por eso siempre tengo que manejar y estar en control del timón para evitar males mayores. Me mareo en un barquito, igual que en un gran trasatlántico -pero no me mareo en un barco de esos que van muy rápido y parecen saltar sobre el agua. Tampoco me mareo en los aviones --aunque un poco en los trenes. ¿No es curioso?

Y hoy escribo esto -¡un post realmente tan tonto!- porque regresé de un viaje a Connecticut, y después de dos horas en el asiento de atrás de una limusina negra, larga y espantosa -¡he llegado a mi casa media muerta!...No me podia casi bajar del carro... (¿Qué pensaría el portero de mi edificio al verme entrar en el lobby haciendo 'eses', como si estuviera borracha?)

Y como al llegar enseguida me he acostado --y he sintonizado en la TV la Convención Republicana-- se ha acrecentado el mareo, porque la verdad es que entre las Olimpiadas, la Convención Demócrata y ahora la Republicana ---¡estoy mareada, mareadísima!

Wednesday, September 3, 2008

Comentarios y comentarios

Es muy interesante leer los comentarios a mi blog sobre mi cambio de partido político y mi llegada al mundo de los Independientes. Y mis buenos amigos y familiares que no están de acuerdo conmigo han sido muy amables y comprenden mis razones -debido a mi historial político en pro de la democracia y los derechos humanos -aunque no todos las comparten.

Lo que más me ha gustado es saber de personas que hacía años estaban desconectadas de mi vida --y de otros que ni siquiera conozco, pero veo sienten inquietudes parecidas.

¡Es tan difícil hoy en día creer en los políticos! Y para los que somos cubanos es peor aún, porque las promesas nos recuerdan largas listas de bellas -y viejas- promesas traicionadas. Igual que personalmente me aterrorizan los radicalismos, los 'zealots' de un partido u otro, los que no vigilan 'el Castro que vive dentro de nosotros' y que en algunos se 'sale' de vez en cuando. Creo que tanto demócratas como republicanos padecemos, en mayor o menor grado, de eso.

Y yo -quizás porque crecí sin que me inculcaran actitudes inflexibles, sino que siempre me dejaron muy 'a mi aire', desarrollándome muy en mi propio mundo- lo que hizo de mí una persona sin graves crisis, que nunca le dí a mis padres preocupaciones de que hiciera cosas 'poco apropiadas', pero que siempre he pensado por mí misma y detesto los dogmas que nunca he comprendido- no puedo abrir los brazos a nadie que me haga sentir que si no hago o pienso como él/ella ---¡es que estoy equivocada!

Si hay algo que he aprendido en este país al que quiero tanto es la importancia del libre albedrío, de la libertad de expresión, del tratar de ser lo más 'non-judgemental' posible, de respetar lo que piensa el otro.

Eso lo aprendí aquí y trato de ser así lo más que puedo -aunque debo admitir que el dolor de las cosas de Cuba me impiden ser 100% así de serena ---¡como hice hace poco cuando vi en la Quinta Avenida a una señora inglesa comprándole a su hijo de 7 años una camiseta del Ché Guevara y me paré a hablar con ella y pedirle que no permitiera que su hijito llevara la imagen de un asesino! (La mujer me miró con miedo, como si yo fuera una loca --y le compró la camiseta al niño)

Como ven, nadie es perfecto.

Monday, September 1, 2008

Me paso al Partido Independiente

Todos los que me conocen saben perfectamente cuál ha sido mi posición política en pro de la democracia --y el respeto a los derechos humanos en relación a Cuba -la que ha sido validada por mi trabajo, mis documentales anti-Castristas, y los trabajos cinematográficos de mi hermano León Ichaso y mi ex esposo Orlando Jiménez Leal.

Todos en la familia hemos tenido una posición muy clara sobre nuestras posiciones anti-dictaduras y especialmente anti la tiranía en Cuba. Y creo que incluso hemos 'pagado' muy caro profesionalmente por haber sido siempre tan valientes y rectos en ese respecto.

Y comienzo hoy este post haciendo estas aclaraciones -porque he decidido darme de baja del Partido Repúblicano --y de ahora en adelante comenzaré a votar como Independiente.

Y como muchos cubanos amigos míos son Republicanos, no quiero que haya la menor mala interpretación de que -¡de pronto!- me he hecho una persona 'de izquierda', una persona 'liberal', una traidora a la causa de Cuba, etc. --y no se cuántas otras cosas que pueden decirme si se ponen bravos por mi decisión.

Mi decisión está basada en el sentido común y en el usar mi raciocinio por encima del 'party line'.

Y me estoy dando de baja del Partido Republicano porque me siento ofendida -e indignada- con la irresponsable decisión de John McCain de nombrar como candidata a la Vice Presidencia a una persona que no está calificada en lo absoluto para estar 'a un latido de corazón de ser Presidente'.
Y este hecho me parece que retrata un McCain 100% irresponsable, un 'loose cannon' que al tomar una decisión tan en contra de lo que se esperaba, nos ha faltado al respeto a los republicanos al elegir quizás ¡el peor candidato posible! -para una posición tan importante, en un momento tan importante.

Una mujer que por primera vez sacó un pasaporte hace 2 años, que me corto las manos que si le enseñan un mapa de América Latina ¡no sabe cuál es Argentina o Colombia o Panamá! Una mujer que fue alcalde de un pueblito ¡de 6 mil habitantes! con 50 empleados - y ahora ha sido gobernadora por menos de 2 años -¡y todo esto en en Alaska, donde la gente es más 'canadiense' que americana y la vida nada tiene que ver con la que tiene lugar dentro de los Estados Unidos!

Sarah Palin me dió la impresión de que sería regia para Presidente del PTA de un colegio o como Líder de las Girl Scouts...Evangelical Motivational Speaker en Alaska...o algo así..¡pero jamás para una posición tan vital, especialmente cuando el candidato a Presidente tiene 72 años y ha tenido cáncer 4 veces!

¿Qué estaba pensando McCain al escogerla después de conocerla y hablar con ella un total de 15 minutos?...¡Me quedé fría cuando esto se hizo público!...Si quería una mujer para llevarse los votos de las seguidoras de Hillary --¡el Partido Republicano está lleno de mujeres competentes, con experiencia en política exterior, en economía, como la senadora Olivia Snow o la Senadora Kay Bailey Hutchinson! Pero no está señora que no sabe ni pronunciar la palabra 'nuclear' y se llama una 'hockey mom' --no va a atraer a las mujeres modernas y profesionales americanas que seguían a Hillary Clinton.

Todo esto me parece una cosa de locos. ¡Como si McCain quisiera perder las elecciones!

Y algo muy peligroso para el país porque si algo le pasa a McCain ¡no puedo imaginarme a ese mujer tan 'folksie' que le llama a su marido "the First Dude"; que come chicle a mandíbula batiente mientras está sentada en una reunión de generales y oficiales de la Guardia Nacional y que -como si fuera poco- ahora está siendo investigada por haber cesado en su puesto a un oficial de su gobierno --¡porque este no queria botar a un 'state trooper' que era el ex esposo (y que trataba mal) a su hermana!-- No puedo imaginarla estando a cargo de la maletita roja que tiene los códigos nucleares que pueden lanzar una guerra nuclear. Esto todo parece un episodio de Saturday Night Live....¡que poca seriedad y qué insulto a la inteligencia de los que por años hemos sido Republicanos y esperábamos el mejor Vice Presidente posible...un Vice Presidente con 'gravitas' y experiencia como Romney, o como el propio Tim Pawlenty, o como el propio Joe Lieberman!

Siento que ya esto es como una batalla perdida....McCain y la gobernadora de Alaska, no van a darle 'ilusion' a la gente...Y el tener ilusion para poder salir de este 'bache' es lo que va a mover a la gente en estas elecciones- equivocados o no.

Esto es una lucha en que las esperanzas y las ilusiones de que la economia vaya mejor y haya un 'cambio' sicologico son vitales. Y McCain y esa señora me parecen un 'downer'...algo 'stagnant'...

Nunca he sido democrata, no me cae nada bien Obama, ni la mujer, ni sus seguidores estilo Rangel o Serrano....los detesto...pero tambien detesto a Karl Rove y a Cheney que me parecen han sido los culpables de hundir a Bush, quien me parece un excelente persona, pero ha estado muy mal aconsejado y ha sido demasiado 'leal' con sus amigos.

Pero si me cae muy bien Biden (¡de toda la vida!) ---y siento que estando Biden en el tkt no puede permitir que se hagan cosas malas al pais....Ni creo que a Obama tampoco le conviene.

Esto me lo dice mi 'gut feeling'-....Obama me parece un cuentista....dice lo que no hace...pero McCain nunca me ha gustado tampoco. Y es VITAL un cambio sicologico que levante la Economia, los negocios, que impulse a la gente a gastar el dinero y no a guardarlo porque tienen miedo...porque sino nos hundimos todos en ese temor.

Lo de Cuba es otro caso perdido --y Bush no ha hecho nada tampoco por nosotros...En Cuba -aunque sea una derrota moral para nosotros, que lo es --¡¡y es y será muy doloroso!!-lo unico que queda, porque NADA ESTA EN NUESTRAS MANOS; es un cambio político dentro de lo que hay allí. No veo nada radical ni violento. Si a Raul Castro y su gente le parece bien hacerlo, lo harán y el presidente que sea en los Estados Unidos irá a darle la mano....No va a ocurrir nada mas. Un cambiecito --y nosotros a tragarnos nuestro dolor...La politica es asi y ha pasado demasiado tiempo.
Hay que ser realistas. Los cubanos que hemos sufrido este exilio de casi 50, 40 o 30 años- nos estamos muriendo y haciendo viejos. Y nuestras historias ya no le interesan a nadie. Lo unico a lo que aspiro ahora es poder regresar a Cuba una vez antes de morirme y que los que estan alli --que ya no tienen mucho que ver con algunos de nosotros, porque es una sociedad materialista y sin grandes ideales- puedan vivir con mas libertad, mejor y con menos sacrificios

No quería verme apretando el 'lever' por Obama --pero no quiero hacerlo por McCain-Palin y levantarme al dia siguiente ---y que la Economia siga cayendo y que el pais siga en ese 'funk' con el pais dirigido por una gente con ideas bastante obsoletas. Es terrible no tener un candidato republicano al estilo de Ronald Reagan...Y con lo que ha hecho McCain al escoger esta mujer inepta para esa posición ---¡es como haberle entregado a Obama las elecciones en bandeja de plata! ¡No lo entiendo!
Un hombre que lleva tantos años tratando de ser Presidente, que le iba tan bien en las ultimas semanas --y de pronto sale con una cosa así de loca e irresponsable. ¡Increíble!